Siguiendo la línea del trabajo de Brotto, Krychman y Jacobson, publicado en The Journal o Sexual Medicine, 5, 12, 2008, vamos a revisar el efecto de la acupuntura en los trastornos del deseo sexual en la mujer. Brotto y asociadas empiezan señalando que comparado con el del varón, el tratamiento de los trastornos sexuales de la mujer no ha provocado el mismo grado de interés entre los investigadores. Como sabemos, la manera de entender la sexualidad femenina ha cambiado mucho en los últimos años. Paralelamente, los productos de la medicina natural son cada vez más usados en el tratamiento de sus problemas.
Nos advierten sin embargo, sobre algo que ya hemos dicho en la página sexualidad sana varias veces: una respuesta sexual normal no es lo mismo que satisfacción sexual o insatisfacción.
Curiosamente, aunque en un estudio sobre este tema, 49% de mujeres encuestadas declararon dificultades sexuales, un 80% de las mismas dijeron estar bastante satisfechas con su respuesta sexual. Algunos consideran que la experiencia sexual de muchas mujeres podría ser descrita como algo aburrida, fría, sin emoción ni espiritualidad. Las autoras, aunque no desarrollan una explicación sobre este fenómeno, piensan que el problema podría resolverse acudiendo a las técnicas orientales.
Específicamente, al Kama Sutra de los siglos IV y VI D.C. pudiendo alcanzarse de este modo la dimensión espiritual ausente en los enfoques terapéuticos en boga en Occidente.
Con este propósito describen tres de las técnicas orientales más interesantes para la salud sexual de la mujer: la contemplación, la acupuntura y el yoga. Anotan sin embargo algo muy importante: la escasa comprobación científica sobre su eficacia en el tratamiento de las dificultades sexuales de las mujeres. Veamos a continuación qué nos dicen de lo encontrado en la revisión de las publicaciones que tratan acerca de la bondad de la acupuntura en el tratamiento de estos problemas.

¿QUÉ ES LA ACUPUNTURA?

La acupuntura es una de las modalidades de tratamiento de la medicina tradicional china (MTCH). Ha sido practicada por cientos de años en China y otros países del Asia y viene ganando cada vez más aceptación en la solución de los problemas médicos en Occidente. Con respecto al impulso sexual, la MTCH sostiene que este proviene del “Yuan Chi”, que a su vez es definido como el “chi” primordial. El “chi” puede ser concebido como la esencia de la vida, procedente de la concepción, originada en la unión del padre y la madre. El “Yuan Chi” sería almacenado en el riñón y su función principal promovería el normal crecimiento y desarrollo del cuerpo, manteniendo la salud y vigor de las funciones corporales.

El “Yuan Chi” puede ser disminuido por el tiempo, por una dieta pobre, estilos de vida extenuantes y estrés, enfermedades como el cáncer y el tratamiento del mismo.
El diagnóstico de la MTCH incluye un examen de la lengua y el pulso, así como una historia detallada de la dieta, estilo de vida, condición médica y salud emocional.
De acuerdo a la teoría de la MTCH habría mas de 2000 puntos de acupuntura conectados con 12 canales o “meridianos “principales y 8 secundarios. El dolor y la enfermedad serían resultantes del bloqueo de estos canales. Para restaurar la energía saludable se usan agujas que deben ser colocadas en puntos específicos a lo largo de los mismos.
Por su parte, la medicina occidental adelanta una explicación de sus probables beneficios. Podría ser, dice, que este procedimiento diera lugar a la secreción de endorfinas y opioides, sustancias que controlan la sensación de dolor y tienen acción sobre el sistema inmune por su condición de neurotransmisores y neurohormonas cerebrales.
La estimulación de los puntos de acupuntura daría lugar a señales electromagnéticas que serían retransmitidas a una mayor velocidad que la normal. Esto podría incrementar un flujo saludable o una tasa de sustancias químicas que eliminarían el dolor de las zonas lesionadas. Los efectos de la acupuntura pueden comenzar gradualmente y continuar luego que las agujas han sido removidas. Se ha comprobado un fuerte efecto placebo (por sugestión) sugiriendo que estos efectos sean por el hecho de creer en su efecto benéfico anticipadamente.

ACUPUNTURA Y SEXUALIDAD

Respecto a la función sexual femenina y su complejidad esta teoría declara considerar la naturaleza singular de cada mujer y por ende la especificidad del tratamiento de acuerdo a la característica del desbalance sexual en particular.
Muchos estudios clínicos han investigado el efecto de la acupuntura en problemas del dolor desde el de la úlcera duodenal crónica, el dolor de espalda y la dismenorrea (dolor relacionado con la menstruación).
Sorprendentemente, sólo se ha encontrado dos estudios que utilizaron la acupuntura para el tratamiento de problemas sexuales del tipo de la vestibulodinia, que es un dolor de la parte externa de la vagina que dificulta el coito.
En un estudio, a 12 mujeres con dolor vaginal crónico, se les aplicó 5 sesiones de acupuntura una vez a la semana, cuyo efecto fue el de aliviar en algo el dolor. Otra investigación consistió en la aplicación de acupuntura a 14 mujeres, 1 o 2 veces por semana, con un total de 10 sesiones. De las 13 mujeres que completaron el tratamiento, 11 señalaron que el dolor era menos pronunciado y 10 continuaron sintiéndose mejor tres meses después.
La acupuntura también ha sido usada en casos de falta de deseo, principalmente en aquellos en los cuales las hormonas no podían prescribirse por alguna enfermedad crónica o una historia de cáncer. En resumen, los informes revisados permiten afirmar que la acupuntura podía haber sido efectiva sólo en una serie pequeña de casos estudiados.

CONCLUSION
  • 1) En la literatura médica la acupuntura para el tratamiento de problemas sexuales apenas ha sido investigada.
  • 2) Los estudios publicados no reúnen los requisitos de la investigación científica.
  • 3) Sin embargo puede encontrarse algún efecto favorable en pocos casos de vestíbulodínea y problemas del deseo.